España suspende en innovación turística: el miedo al riesgo

La innovación en el sector turístico

El 60% de los empresarios españoles se muestran dispuestos a innovar. Sin embargo la crisis, una mentalidad conservadora y el miedo al riesgo hacen que España no se encuentre entre los países que más apuestan en I+D. Carles Mera se hace eco en este post del estudio realizado por ESADE Y Europraxis T&L sobre La innovación en el sector turístico. España suspende en innovación.

 

Esta semana he estado leyendo el informe realizado por el Aula de Innovación Turística de Esadecreapolis impulsado por ESADE Y Europraxis T&L, y me ha llamado la atención el títular: “España suspende en innovación en el sector turístico”.

 

Un suspenso muy académico, pero que confirma el discurso de muchos profesionales del sector; profesionales que trabajamos a diario con todos los agentes turísticos del territorio, tanto administraciones públicas como tejido empresarial y que constatamos que pocos innovan, muchos esperan, y casi todos, copian.

No voy alargarme con todo el informe, pero sí que quiero destacar ciertos puntos que me han llamado la atención:

 

-Cómo puede ser posible que España esté posicionado entre los 4 países más visitados del mundo, y las inversiones que dedicamos R+D sean tan pocas? Durante el año 2008 las inversiones realizadas no superaron los 25 millones de Euros......

 

-Una cifra que me ha sorprendido: el 60% de los empresarios españoles están dispuestos a innovar. Pero la realidad es otra, y, aludiendo a la crisis, las empresas del sector turístico nacional deciden no invertir en innovación.  Detrás de esta excusa se esconde una mentalidad muy conservadora, y miedo al riesgo.

 

-Más del 70% de las empresas del sector turístico español afirma no haber recibido nunca ayudas en forma de subvenciones para invertir en innovación. Se constata una tendencia clara a atribuir la responsabilidad de esta situación a las administraciones públicas por su carencia en política de ayudas y en iniciativas en este sentido.

 

- El año 2007 se registraron en España cerca de 1.350 patentes, mientras que en Estados Unidos se registraron casi 29.700 y en Alemania alrededor de 23.700. En cuanto a las patentes registradas, en el sector turístico español, cerca del 40% de las inversiones del sector turístico corresponde a la restauración, mientras que alrededor el 35% pertenece a la hostelería.

 

-Más del 50% de los establecimientos turísticos han realizado su mayor inversión en herramientas de distribución online.

 

Quiero hacerme altavoz de este informe porque sin lugar a dudas plasma la realidad del sector. Nos muestra la falta de valentía para tomar decisiones que representen innovación en el sector, todos anclados en modelos que han dado sus frutos pero que deben renovarse.

 

Hasta ahora se había trabajado con criterios cuantitativos: una destinación es un éxito porque la visitan muchos turistas. Pero estos destinos maduros necesitan  trabajar con nuevos criterios más basados en la calidad, deben de innovar, identificar nuevos modelos que les ayuden a reposicionarse y a ser un destino atractivo.  Y para que esto ocurra, es necesario:

 

Apostar por un turismo responsable incidiendo en acciones de sensibilidad medioambiental y en proyectos de RSC.

Crear de experiencias, nuevas ofertas turísticas que nos sirvan para vender habitaciones.

Cooperar institucional interdepartamental: Turismo, Comercio, Nuevas tecnologias, en colaboración con las diferentes administraciones públicas del destino

Coordinar conjuntamente entidades públicas y empresas privadas, para sellar una estrategia común.

Trabajar en la formación de todos los actores del sector y del territorio.

Invertir en formación para la profesionalización, desde gerencia hasta los trabajadores base.

 

Como bien apunta Josep Francesc Valls, profesor de Esade: “España debe despertar y apostar más que nunca por la innovación, la calidad y el futuro, si quiere seguir siendo competitiva en un sector clave para salir de la crisis “

 

En definitiva, debemos aprender a leer este informe en positivo, incorporar las enseñanzas que nos ofrece, pensar en que estrategias vamos a crear y que directrices vamos a seguir, si queremos continuar siendo un país pionero en el sector turístico.

 

Un sector que no innova, es un sector condenado a la agonía.